Afectados por Contratos de Intercambio y Clips de Bankinter

La ley debe ser como la muerte, que no exceptúa a nadie. Montesquieu

127613-RENTA POR COBERTURA DE RIESGO DE INCREMENTO DE TIPO DE INTERÉS

Pregunta

  • Entidad de crédito ofrece contratar un instrumento de cobertura del riesgo de incremento de tipo de interés a los clientes que solicitan préstamos hipotecarios. Dicho instrumento consiste en un contrato de cobertura de tipo de interés máximo concertado entre la entidad concedente del préstamo y el deudor hipotecario. A cambio del pago de una prima a la entidad, ésta se obliga si el tipo de interés de referencia del préstamo supera al tipo de interés máximo pactado, a abonar al deudor la cuantía que resulte de aplicar la diferencia entre ambos tipos de interés. Tratamiento en el IRPF de las cantidades percibidas cuando cubra el riesgo del tipo de interés.

Respuesta

  • El artículo 7 de la Ley de IRPF, contempla en su letra t) como rentas exentas, las derivadas de la aplicación de los instrumentos de cobertura cuando cubran exclusivamente el riesgo de incremento del tipo de interés variable de los préstamos hipotecarios destinados a la adquisición de la vivienda habitual, regulados en el artículo decimonoveno de la Ley 36/2003 de 11 de noviembre, de medidas de reforma económica.

    Por tanto, siempre que el contrato de cobertura de tipo de interés máximo se contrate por una entidad con su deudor hipotecario, y además tenga por finalidad exclusiva la cobertura del riesgo de incremento del tipo de interés de un préstamo hipotecario a interés variable destinado a la adquisición de la vivienda habitual de aquél, la renta generada estará exenta en el IRPF.

    El importe satisfecho por el contribuyente por la contratación del instrumento formará parte de la base máxima de deducción por inversión en vivienda, y en el supuesto de aplicación de la cobertura, la renta estará exenta y a efectos de determinación de la base anual de deducción por inversión, los intereses satisfechos por el contribuyente se minorarán en el importe de las cantidades percibidas en el periodo impositivo, por aplicación del instrumento de cobertura.

 

Es decir cuando contratamos un seguro que cubre la posible subida de tipo de interés, las posibles ganancias ,si se diera el caso, estarian exentas de tributar.

 

Existen, desde luego que existen seguros de cobertura de tipos de interes, hay un libro de la fundacion Mafrhe sobre este tema, el que la prima no la page el asegurado sino el tomador del seguro no desvirtua su configuración como seguro.

Visitas: 1246

Responde a esto

Respuestas a esta discusión

Estoy realizando un master de derecho de seguros, hace unos días estaba mirando como tributan cada uno de ellos, en el apartado excepciones de tributación me aparecen nuestras queridas coberturas, se  refleja en el articulado del impuesto que aquellas cantidades recibidas por las entidades bancarias (casi ninguna) esta exenta del impuesto de la renta de las personas físicas (IRPF)

 

Si es un seguro, y puede serlo, ¿porque las entidades bancarias lo niegan?, porque la legislación sobre seguros, principalmente la Ley de Contratos de Seguros , gran parte de su articulado es de tipo imperativo, de obligado cumplimiento, en el destaca la información precontactual que deben suministras las entidades que comercializan el seguro, si esta información no existe o es parcial, el contrato puede ser nulo o anulable.

 

En un seguro no solo participa el asegurador y el asegurado, puede haber más figuras, a nosotros nos interesa la del tomador, el tomador no es ni el asegurador ni el asegurado, tampoco el beneficiario, podemos decir que es el que paga el seguro.

 

Cuando domicialiamos la nómina en una entidad financiera se nos suele regalar con una poliza de accidentes de normalmente 6.000 euros, este no es gratis, es un contrato colectivo que abona el banco como tomador a la aseguradora.

 

Todos tenemos una tarjeta Visa, al contratarla se nos regalan una serie de seguros, estos son gratis al que contrata la tarjeta, pero la empresa que gestiona la tarjeta pagara como tomador al asegurador la cantidad que resulte.

 

Espero que pueda servir para dar un nuevo enfoque sobre todo para ganar esas pocas plazas que se nos resisten.

Muy interesante Javier, efectivamente en la practica totalidad de las sentencias se  descalifica este producto de seguro por la usencia de prima. Yo siempre me he hecho la misma reflexión, a mi el banco me lo vendió como tal, como un seguro, el hecho de que yo no haya pagado una prima no quiere decir que no la haya. 

Para mi, el planteamiento del banco tenía todo el sentido del mundo, en el momento de comercialización masiva de estas coberturas, eran frecuente las ofertas vinculantes entre entidades para robarse las hipotecas. En los clips, la entidad bonificaba con un 0.1%, lo mismo que por domiciliar tres recibos o contratar un seguro de vida o seguro del hogar. Parecía coherente que la entidad te mantuviese coyunturalmente atado con este regalo.

Así es estimado compañero Aldos,  copio el enlace con la fundación Mapfree, edita un cuaderno nº 163 titulado: El Riesgo de tipo de interés: experiencia española y Solvencia II, 202 páginas dedicadas a estos seguros de cobertura:

http://www.mapfre.com/fundacion/es/publicaciones/ciencias-seguros/l...

Según proclama el art. 2 de la Ley de Contratos de Seguro los preceptos que se recogen en la misma son imperativos, de obligado cumplimiento, siendo un instrumento idóneo para la protección de quien ostente la condición de asegurado, con independencia de su posible calificación como consumidor, profesional o, incluso, empresario.´

Existen tres excepciones para esta imperatividad, el carácter dispositivo de algunos preceptos, la posibilidad de que las partes pacten cláusulas más beneficiosas para el asegurado, y lo que se refiere a la contratción de grandes riesgos.

El art. 7 LCS distingue entre tomador, que es la persona que contrata en nombre de otro, y asegurado, que la persona expuesta al riesgo.

La LCS quiere que el tomador y asegurado tengan tiempo suficiente para reflexionar, por ello incide en la información precontractual  (art. 6  LCS y art. 60 TRLOSSP), la omisión de este deber de información, al margen de la posible sanción, puede fundamentar la pretensión del tomador-asegurado de solicitar la anulación del contrato por concurrir error en la formación del consentimiento ( arts. 1265-1266CC).Entre ellas destaca facilitar junto la proposición (que no contrato, sería la simulación del funcionamiento del producto) las condiciones generales del contrato ( para nosotros el conocido como CMOF).

Según los arts. 14 y 15 LCs el deudor del pago de la prima es el tomador.

Una última reflexión, cuando se firma una cobertura, en el mismo momento de la firma, se pierde dinero, cuantificable por ejemplo en algunas cobertura de Caixa Galicia , en otros un buen perito lo puede calcular, se trata, no es otra cosa, de una prima implícita, si demostramos el pago de la misma no hay motivo ninguno para que lo expuesto sea de aplicación pues estamos ante un contrato de seguro con todas sus características, en este caso el asegurado es a la vez el tomador.

Por eso las entidades lo comercializaban y  publicitaban como un seguro, para ellos era un seguro en toda regla. A raíz de las primeras demandas insistiendo en este aspecto, se sacaron de la manga la ausencia de prima  para desvirtuar esa defensa, lo que ha conllevado que algunos tribunales hayan condenado al afectado por entender que no nos encontramos ante un seguro propiamente dicho e incluso llegando a tacharlo de pícaro por intentar confundir a la justicia.

EXACTO, sobre este tema eres un maestro, permiteme descubrirme.

Lo mio son opiniones, la maestría está en tu aportación.

Gracias compañero.

Pero pregunto, en qué nos puede beneficiar que sí sea un seguro? Yo demando (entre otras muchas cosas) porque me lo vendieron como un seguro y ellos dicen que no. Si ahora resulta que sí es un seguro, esto en cierto modo me perjudica, no?

En ningún caso te perjudica, la Ley de Contrato de Seguros es garantista respecto de los derechos del asegurado, además de imperativa, aquí no cabe entrar como en la MIFID de si es o no de aplicación, si es un seguro, cuestión demostrable, debe de aplicarse.Para que te hagas una idea es más completa que la denominada MIFID.

Fijate si es positivo que si en el asegurado coincide la figura de consumidor, se tomara la norma que más beneficie al asegurado, la Ley de contratos de Seguro o la ley del Consumidores.

En ningún caso resta, sino que suma y mucho, ¿porque crees que ellos no quieren que se le trate como un seguro a pesar de que en algunos casos su publicidad y por escrito así lo exponen (vease caso Caixa Galicia)?

Fijate si puede ser importante porque  la ley de contrato de seguros abarca en su defensa a las empresas, y fijate en el resultado si se les aplicase esta legislación, el resultado, no lo dudes, sería otro, solo había que demostrar que el tomador es un tercero o que estamos ante una prima implícita.

En todo caso, suma, nunca resta.

Sí, pero si yo digo que me lo vendieron como un seguro y ha resultado ser un derivado financiero, producto no apto para minoristas sin experiencia, y ahora resulta que sí es un seguro, que es algo que todos hemos contratado alguna vez... No sé, veo que le pueden dar la vuelta a la tortilla y llevarlo a su terreno.
Lo veo desde el punto de vista de alguien que no tiene ni idea de leyes (y que quiero seguir sin tener idea). Tal vez lo estoy viendo desde un punto de vista simplista, pero creo que no ayuda porque contradice en parte nuestra demanda: que nos vendieron un seguro que de seguro no tiene nada.

Estimada compañera de penurias, como te digo la Ley de Contrato de Seguros es más restrictiva que la que denominamos MIFID.

Ellos siempre te dicen que te han vendido un producto que mitiga la subida de intereses ¿no es eso un seguro?, un seguro cubre un riesgo, entonces ¿porque no admiten que es un seguro diciendo que no hay pago de prima?

Pues no lo dudes, porque les es tremedamente perjudicial que se considere como seguros, ahora con los argumentos que expones están ganando alguna demanda (pocas), si se les aplicase la ley que ampara los seguros no ganaban ni una.

Cuando contratas un seguro firmas unas condiciones particylares y unas generales debes firmar ambas, sino el seguro puede ser anulable al no tener toda la información necesaria para entender su funcionamiento, trasladandolo a nuestro caso, el CMOF no es otra cosa que las condiciones generales, y como sabes casi ninguno esta firmado.

>Hay casos que esto no les es necesario (el tuyo), pero imaginate en una audiencia que sabes que no acepta tus argumentos, yo intentaria argumentar que si su señoria considera que es un seguro , este incumple la ley, y si no lo considera incumple la mifid, y lo más importante, no lo olvides, estamos ante un seguro fallido, puesto que solo cubre las subidas y no las bajadas de los tipos de interes, y que estamos ante un seguro que principalmente cubre la exposición de la entidad financiera, que debemos recordar también toma prestamos a interes variable en el mercado de capitales.

En resumen estamos ante un seguro que cubre el riesgo de las entidades financieras respecto a las bajadas de interes que es su negocio y que aún encima lo pagamos nosotros, para ellos es un negocio redondo, lo que para ti es un riesgo, la subida de los tipos, para las entidadese es al reves, su riesgo son las bajadas porque no ganan dinero, les hemos asegurado un interes alto firmando estos productos, les hemos asegurado nosotros y se lo hemos pagado.

Buenas noches:

he seguido con atencion la reflexion y dado que tengo el juicio el proximo dia 11,  me gustaria pediros un consejo, en mi caso, la comercializacion del maldito intercambio es por telefono, donde la comercial, esta grabado, compara directamente lo que me esta vendiendo con un seguro como el de los coches, cual seria, segun vuestro criterio,  la estrategia a seguir  y cual la consecuencia de que como ha quedado patente,  me estaban vendiendo un seguro segun ellos.

Gracias.

Un saludo

El mejor consejo te lo dará tu abogado, pero por opinar que no quede.

Con los antecedentes que comentas no creo que debas salirte de la linea jurisprudencial que da la razón a los afectados por vicio en el consentimiento prestado a la hora de suscribir el contrato. Si queda acreditado que tu creías firmar  una especie de  seguro que te permitiría limitar las posibles subidas de los tipos de interés,  y lo que te han colocado es un producto especulativo, de alto riesgo, oscuro, tenebroso, diabólico, etc. no deberias tener mucho problema en conseguir la nulidad del contrato con la restitución reciproca de las cantidades adeudas y abonadas en virtud de dicho contrato.

RSS

© 2019   Creado por WONDER-WOMAN.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio